Convento Carmelita

Te presentamos las ruinas del Antiguo Convento Carmelita en el Desierto de las Palmas, Benicássim

Escrito por Ana MB

Lo encontramos ubicado en un entorno maravilloso, en la tranquilidad de parque natural Desierto de las Palmas, en Benicássim. La ubicación del convento era idónea para los carmelitas, que buscaban el retiro espiritual, gracias a que los desiertos eran zonas deshabitadas.
Cuando se construyó

La construcción del Convento empezó allá por el año 1698 para llegar a ser finalizado en 1709, menos la iglesia que fue acabada en 1733. En cuanto a la muralla que rodea el convento sabemos que fue construida entre 1724 y 1730.

En el año 1783, la llegada de un temporal de lluvias torrenciales hace que el convento sufra daños irreparables. Las fuertes lluvias provocaron la apertura de la tierra y grietas en los muros del convento.

Debido a la posición entre los barrancos y que la tierra se movía, tanto las ermitas como el convento entero sufrieron grandes daños. Tiempo después derribaron el panteón y otros edificios para poder aprovechar los materiales para construir el nuevo convento.


Como llegar al las ruinas del antiguo Convento Carmelita

A lo largo del camino encontramos unos pilares de forma rectangular con remate piramidal y que poseen un nicho central donde había una imagen, desaparecida por desgracia con el paso de los años. Estos pilares son los pilares devocionales cuya función de estos pilares era despertar la devoción del monje durante sus paseos por el bosque en busca de la meditación. Están situados en puntos estratégicos como curvas del camino, explanadas, fuentes y manantiales, hay nueve pilares en total. En este caso,hemos encontrado dos de ellos situados en las curvas del camino.

La Gruta del Cristo Crucificado tiene en la entrada una rejilla que deja ver en su interior las imágenes en cerámica que se encuentran en el retablo.

Las grutas eran asociadas a las ermitas y son pequeñas construcciones donde los monjes perfeccionaban su ideal eremítico, imitando las cuevas primitivas para retirarse. Las grutas son construcciones de tamaño reducido de 4x5 m aproximadamente con una única apertura que es la puerta de entrada en forma de arco.

Nada más nos adentramos por el camino, a mano derecha encontramos una pequeña gruta, Gruta del Cristo Crucificado, conocida también como Gruta del Calvario o Del Buen Ladrón.

Para llegar al convento es muy sencillo, al lado de la carretera encontramos un gran mirador - parking donde pudimos dejar el coche. Nosotros llegamos sobre la 13:00 y no había nadie, así que todo el parking para nosotros. Desde allí pudimos disfrutar de las vistas del convento, de la belleza del Desierto de las Palmas y la profundidad de Mediterráneo. A mano derecha del parking, está el camino que nos llevó hasta las ruinas del Convento Carmelitas, es un camino bastante ancho y sin perdida, eso si, recomendamos llevar calzado cómodo porque hay bastantes rocas.


Al acercarnos al convento nos dimos cuenta de que el reciento está vallado, pero esto no nos impidió disfrutar viendo las ruinas desde cerca, desde la valla se ven perfectamente.

Ha sido una visita espontanea, la verdad que no teníamos muy claro donde íbamos a ir, simplemente queríamos salir de casa, así que tampoco nos habíamos documentado sobre el lugar. Pero ha sido una nueva aventura bonita y la verdad que nos ayudó bastante a cargarnos con energía. También tuvimos suerte y no hacia mucho aire, así que pudimos hacer unas tomas con el dron para conocer todavía más de cerca el Antiguo Convento Carmelita.En nuestro canal de youtube puedes ver el vídeo.

Hasta aquí nuestra nueva aventura!

Cuéntanos si tu también has visitado el Convento y que te pareció.


¿Quieres compartir con nosotros una opinión?